sábado, 15 de septiembre de 2007

De dia y de noche

En el libro de Josué, se vé reflejado el mandato o la orden de meditar en la palabra de dia y de noche, de dia y de noche, se sugiere meditar, memorizar, hacer el habito, y crear el logos de la palabra en uno, de dia y de noche.

Pues a través de la palabra son creadas o destruidas todas las cosas.

Por eso, se sugiere meditar en buena palabra, de dia y de noche,
hacer conforme a ella, y todo saldrá conforme a lo expresado y creído en tu espíritu y corazón.

Medita y expresa buena palabra de dia y de noche.

M.

3 comentarios:

Voy Por Más dijo...

Sin duda las palabras tienen fuerza y pueden acariciar, sacudir o lastimar. Gracias por pasarte por mi blog, besos!

cieloazzul dijo...

Con lo dificil que es pensar y decir lo que adecuado....
Meditar, una exigencia para el buen orador....
besos mi reina!

Martín Bolívar dijo...

Pensar es un esfuerzo, porque como dijo alguien el músculo que más hay que ejercitar del cuerpo es el cerebro. La palabra tiene su fuerza, pero a veces se la lleva el viento.