miércoles, 9 de enero de 2008

Dentro de la Salvación,
entra la restauración,
y la restitución.

Asi que quien salva,
se compromete a:

1. restaurar nuestra condición
y propósito esencial.

2. obligar (a quien nos hizo perder)
restituir con intereses
la condición inicial.

M.

4 comentarios:

Robin dijo...

Pues necesito un salvador que me restituya a un estado feliz, sin duda…
Saludos.

Ricardo Tribin dijo...

Verbo,

Creo mucho en lo del proposito de la enmienda y la contriccion de corazon. Decirlo es facil, hacerlo es mas dificil. Un abrazo grande.

mi despertar dijo...

Me ha encantado este blog¿nuevo? sí para mí. Gracias por tu comentario..uno de los mejores, abierto, sin miedos y lleno de luz que es lo que necesitaremos para una vida mejor

Mustafa Şenalp dijo...

very nice a blog :)