miércoles, 26 de marzo de 2008

La ley

La ley,
la ley es útil
para conocer que hemos
pecado, o que hemos fallado.

La ley es útil
porque nos señala
que hemos incumplido
algún mandato o precepto legal.

Sólo para éso es útil.

Pués la ley,
al ser útil para
señalar y condenar,
no es útil para justificar.

La ley está para señalarte la falta,
no está para llevarte a salvación.

El dia en que la ley,
te justifque,
se quiebra a ella misma y su designio,
el cual es
señalar la falta
o pecado.

No todas las leyes, aplican en todas las naciones,
pero, la fe,
la fe es un don universal,
que lo puede ejercer cualquier persona
en cualquier nación,
independientemente de su ley.

Por eso el Justo por la fe, vivirá.
Por la fe, será justificado.

M.



1 comentario:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Tal cual. Las reglas sólo adquieren fuerza cuando el hombre es fiel a su creencia independientemente de ellas.