jueves, 21 de junio de 2007

A quién le sirves tu...?

Hoy en la mañana estuve dialogando con otro teologo,
mas o menos de mi mismo calibre.
Hablamos sobre la Santidad o santificación, como meta de Dios para sus hijos.
Yo le dije que la santificación es exigida tanto por Dios,como por el Diablo.
Siiii, no me miren asi, los que pactan con las fuerzas de maldad, también se santifican,
NO COMAN MIERDA...
Son reinos espirituales muy unidos y muy ordenados,sobre todo comprometidos o santificados.
Es entonces La Santidad, un separarse y consagrarse al servicio de (ponle el nombre).

¿Acaso no existen sacerdotes satanicos?

Jejejejeje, ponganse pa su numero,

¿a quién le sirves tu?

M.

1 comentario:

café- café dijo...

Una santidad inversa, dices tú, así lo entiendo, pero no me gusta vaciar del sentido original a las palabras, Mugget, pues de ese ejercicio ya tenemos una torre de Babel impresionante. Con las mismas palabras ya no nos estamos entendiendo, amiga.

En todo caso, es un modo de decir aquello de que "no se puede servir a dos señores", hay que elegir, y si eliges mal, el proceso es una verdadera perversión, tomada como antónimo de santificación.

A propósito de retorciones, ¿has leído "Cartas del Diablo a su Sobrino" de C.S.Lewis? las están publicando todas, de una en una en Fluvium.org, un estupendo sitio por si quieres pasearte ahí.

Saludos otra vez.