jueves, 5 de marzo de 2009

Porque el temor que me espantaba me ha venido
y me ha acontecido lo que yo temía. *

El temor espanta
el temor paraliza
y llega, cuando lo pensamos
cuando lo creemos, así, lo creamos.

Lo creamos en la mente, y toma fuerza en la imaginación.

El temor espanta, y llega, cuando le abrimos la puerta del corazón.

... entonces,
entonces luego
acontece lo que se teme.

Recuerdo que el verdadero Amor, hecha afuera el temor.


* Job 3:25

2 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Pues entonces siente el verdadero amor.
Si el miedo es todo lo contrario al amor....
sustos, precaución temor, no es terror

mi niña
Besitos y mucho amor
je
je
je

Verbo... dijo...

Je

Besos y amores muchos :)