domingo, 15 de marzo de 2009

Sanidad a las naciones

DESPUÉS me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero.
En el medio de la plaza de ella, y de la una y de la otra parte del río, estaba el árbol de la vida, que lleva doce frutos, dando cada mes su fruto: y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.
Y no habrá más maldición; sino que el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán.
Y verán su cara; y su nombre estará en sus frentes.
Y allí no habrá más noche; y no tienen necesidad de lumbre de antorcha, ni de lumbre de sol: porque el Señor Dios los alumbrará: y reinarán para siempre jamás.
Y me dijo: Estas palabras son fieles y verdaderas. Y el Señor Dios de los santos profetas ha enviado su ángel, para mostrar á sus siervos las cosas que es necesario que sean hechas presto.
Y he aquí, vengo presto. Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro. Yo Juan soy el que ha oído y visto estas cosas. *

Esta entrada es sugerida por mi amigo Victor, El Dispensador.

Me llama la atención La Sanidad a las Naciones. Las hojas del árbol de la Vida, dan sanidad a las naciones, (no es un fruto, una fruta), son las hojas, como pañitos, como unguento sobre la piel del alma, la que traspasa la esencia del árbol de Vida...Vida y Sanidad a las naciones, a las familias de la tierra.


*Apocalipsis 22

4 comentarios:

amor y libertad dijo...

salud y paz, y amor en libertad

salud equitativa dijo...

La esencia de las naciones, todas, cualquiera, radica en las hojas de un árbol, de más de uno, en todos los árboles... ya que de ello depende la calidad del aire que respiran las gentes nacidas... Observa que habla de un "río limpio de agua de vida"... en apenas un párrafo hay tanta LUZ hecha VERBO que podríamos considerarlo una expresión genuina de la creación... Cada hoja que respetemos y reverenciemos equivaldrá a hacer lo mismo con nuestro prójimo, nuestro hermano de estirpe, no de sangre... Observa qué verde son las hojas de los árboles cuando les hablamos y le enseñamos nuestro amor legítimo, fehaciente, genuino. Hete ahí una expresión cierta del AMOR. Asímismo observa qué ocurre cuando una persona carente de sentimientos ingresa a una habitación con plantas... sus hojas se agobiarán, así, simplemente... Un abrazo hasta MACONDO (hay tantas!). Víctor

salud equitativa dijo...

un pequeño detalle que valdría la pena agregar para que quede plasmado: "así sea". Besos a las 13.49 del domingo 15 de marzo 2009. Un abrazo hasta la tierra del nunca jamás. Víctor

Verbo... dijo...

Amor, libertad
salud y paz

:)

**********

Victor

Creo que la naturaleza vegetal como la animal, son semejantes, son seres vivientes, y con ellos compartimos la misma área o región de vida, la tierra, el aire, el planeta, etc.

Tenemos que crear conciencia y praxis, del respeto ajeno. Que ellos al igual que nosotros, tienen derecho a su espacio, a respirar y a vivir...

las hojas.

Abrazos.